Tienes una gran idea, te emociona lo bien que suena, entonces empiezas a trabajarla. Contratas a un equipo de profesionales, desarrollas un producto increíble y preparas la mejor campaña de mercadotecnia en tu vida.

Entonces una vez que tienes todo preparado, lanzas.

Una vez que lanzas te das cuenta que los usuarios no les gusta tu idea, piensan otra cosa o bien no lo necesitan. Te preguntas, ¿qué pudo fallar, todo estaba excelente? Y la respuesta es muy simple.

Nunca validaste si tu idea era buena para tus clientes / usuarios. No porque una idea suene bien para ti, significa que suene bien para ellos.

¿Cómo validar?

Primero, antes de empezar a desarrollar todo, entiende 3 puntos importantes.

1) ¿Qué problema crees que resuelves?

2) ¿Cuál es la mejor solución y la más sencilla a ese problema?

3) ¿Quién tiene ese problema?

Una vez que tengas estos tres puntos claros, sal a buscar esos posibles usuarios y valida tu idea con ellos, te recomiendo que no lo hagas en modo de encuesta o con preguntas que haga que los usuarios respondan alguna mentira. Al final pídele a esa persona su correo o teléfono con el pretexto de que le enviarás la primera versión de tu producto o servicio, ya que mentalmente representa una venta.

Ya que hayas validado tu idea y el resultado sea bueno, ahora si puedes empezar a trabajar en él.

Te recomiendo que siempre tengas en mente la validación, si sacas una nueva versión, nueva característica o nuevo producto. Valida.

Te invito a que escribas en los comentarios tu idea para recibir retroalimentación de parte de los lectores de mi blog y el mio.